top of page

La primera vacuna del bebé: un Diseño Perfecto

Por Ivana Bozinovic


Si alguien te hablara de una vacuna que pudiese darle inmunidad a tu hijo o hija, protegiéndolo de enfermedades infecciosas e incluso de la diabetes, obesidad e infecciones gastrointestinales, ¿pensarías en vacunarlo con ésta? Te cuento que afortunadamente está disponible para cada mamá, pues esta vacuna es la lactancia materna.

Los beneficios de la lactancia materna radican en el hecho de que la leche materna es un fluido vivo, que está constantemente adaptándose a las necesidades de tu hijo o hija y contiene factores inmunológicos y hormonales que tienen un efecto protector. Por ejemplo, tiene una proteína de defensa que se llama inmunoglobulina A secretora, la cual forma una película protectora en las membranas mucosas del intestino, nariz y garganta de tu bebé, protegiéndolo del ingreso de patógenos.


Incluso se ha demostrado que los niños que son alimentados con leche materna tienen un desarrollo neurológico más favorable y menos probabilidades de tener alergias, asma, otitis, hipertensión, leucemia, enfermedades cardiovasculares, problemas psicológicos, mentales y de comportamiento. ¡Y ojo, que todos estos beneficios no son solo cuando se encuentran en su infancia, sino que se extienden a su vida adulta! Cito un estudio publicado en The Lancet en 2013: "(...) si se siguiesen las recomendaciones actuales para una lactancia óptima (empezar a amamantar a cada niño en la primera hora tras su nacimiento, dar lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida y luego complementaria hasta los dos años), cada año se salvarían unas 800 mil vidas infantiles." ¡Dime si esto no es increíble!



La perfección de la leche materna, con sus millones de células vivas dando vida, nos apunta a un solo Dador: Dios. La Biblia nos habla de lo maravillosas que son cada una de Sus creaciones, tal como el Salmo 139 dice: “Porque tú formaste mis entrañas; Tú me hiciste en el vientre de mi madre. Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; estoy maravillado, y mi alma lo sabe muy bien”. Con todos los avances tecnológicos y estudios médicos, aún a nuestra fecha no se logran conocer y comprender todos los componentes de la leche materna. Se siguen investigando y descubriendo sus funciones. Vemos un diseño intencional en ella. ¡Qué conocimiento más maravilloso y alto! Y lo mejor, ¡que esta increíble “vacuna” está a tu alcance!


 

Acerca de la autora

Ivana Bozinovic es Técnico en educación parvularia y asesora de lactancia de Viña del Mar, Chile. Esposa y mamá de Caleb, prematuro de 28 semanas. Puedes conocer más sobre Ivana y su trabajo en instagram.com/vidalacta





111 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page